Aunque en realidad fuí a vacacionar, no puedo dejar a un lado la conversación que sostuve con el arquitecto Rodolfo Pou, durante un almuerzo en el restaurat Villagio, en Coral Gables, Florida.

Lo que más me inspiró para dedicarle esta columna fue la formación espiritual, la parsimonia, disciplina, caballerosidad, actitud y el entusiasmo que prima en él como ser humano, preocupado por sus hermanos dominicanos que un día emigraron, dejando a su familia para conocer otro rumbo. Por otra vía me entero que tiene una formación scout y se reafirma más lo que capté esta tarde en la parte exterior del Villagio.

Escucha más que lo que habla y parece que nada lo inmuta. Este personaje dominicano residente en Miami estudió arquitectura en Miami Dade College y luego decidió ampliar sus conocimientos en esa carrera en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), una de mis dos universidades que llevo en el corazón, porque allí laboré por nueve años en las gestiones de Juan Tomás Mejía Feliú y Jaime A. Viñas Román y la otra fue la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), por 25 años. Pues bien, Pou regresa a Miami e inmediatamente hace contactos con sus colegas dominicanos y luego es el que funge como interlocutor de las necesidades de Santo Domingo y Miami, tanto así que hoy en día es el CEO de la empresa Quadra Group Internacional desde Miami, realizando aportes en las áreas de construcción, diseño e inversión, a través de acuerdos en Corea del Sur, Washington y el Caribe para programas sociales, económicos y de desarrollo que incluye proyectos de viviendas de mediano y bajo costo hasta hoteles cinco estrellas en nuestra media isla y en el área del Caribe.

Uno de los puntos que más le tocó siendo estudiante fue cuando hacía trabajos de campo en los barrios marginados de la Capital, sensibilizándolo a tal punto de entender que la arquitectura es una herramienta de equidad más que de construcción, por lo que tiene un interés marcado en los asuntos sociales.

No podemos dejar de mencionar “Conversaciones con la Diáspora”, una plataforma comunitaria a través de Facebook, con la cual existe una comunicación interactiva con los miembros de las diásporas dentro de Estados Unidos. Uno de sus pensamientos “Tenemos que dar de nuestro tiempo y dinero.

Debemos estar más abiertos a ser voluntarios de grandes causas y no líderes de gestos que no inciden y que egoístamente solo impactan nuestro ego”.

Publicado en Listin Diario: https://listindiario.com/la-vida/2019/02/20/554394/rodolfo-pou